jueves, 17 de mayo de 2007

El Espanyol llora 19 años después


Estaba convencido que la historia sería justa y le devolvería al Espanyol aquel título que le robó, hace ya 19 años. Pero la historia se ha vuelto a repetir, y una tanda de penaltis ha separado a los blanquiazules de la Copa de la UEFA. Como en el 88, los hombres, entrenados esta vez por Valverde, metieron un solo penalti. Además tuvo que ser Pandiani, el máximo goleador de la competición. La derrota fue injusta (aunque el Sevilla tampoco mereció perder), porque los pericos plantearon un partido ofensivo y ofrecieron un despliegue admirable. Creo que la expulsión de Moisés fue clave aunque no en el marcador, sí en el devenir de los últimos minutos. El Espanyol es el único equipo que ha acabado la competición sin perder ningún partido. Eso sí, la copa está de camino a la capital andaluza. Triste consuelo es caer con dignidad, porque al final se recuerda al ganador y no al subcampeón de turno.

Los dos equipos ofrecieron un espectáculo inigualable para la segunda competición continental. Espero que Milán y Liverpool nos ofrezcan una final de similares características y emociones la semana que viene. La final tuvo todo lo que se espera de una final. Dos grandes equipos que vayan a por la victoria, goles, emoción y espectáculo. Alves demostró ser un excelente lateral ofensivo y un flojete lateral defensivo (llamémosle coladero). Puerta y Riera estuvieron grandiosos, al igual que Navas cuando entró. Alguien me explica ¿por qué este chaval no fue titular anoche? De la Peña fue el mariscal, Poulsen la escoba que barre todos los rincones del campo y los porteros, los grandes protagonistas. Andrés Palop por parar tres penaltis en la temible tanda (aunque los lanzamientos eran lamentables) y Gorka Iraizoz por salvar a su equipo de una goleada en la segunda parte de la prórroga (lástima que no parara el penalti de Kanouté).
---
Me sabe muy mal que el Espanyol haya perdido, otra vez, un título europeo; aunque me alegro por el Sevilla, por su afición, pero sobre todo, por su portero. El mismo que subió a rematar un córner en Donesk cuando su equipo se veía fuera de los cuartos de final. Grande Palop y grande Sevilla (y grande Espanyol, aunque no sirva de consuelo).

10 comentarios:

Silvi dijo...

Yo me alegro por la victoria del Sevilla pero me dió mucha pena que el Español saliera derrotado, la tanda de penaltis siempre es muy cruel.

Un beso.

La quinta del Buitre dijo...

Yo recuerdo la final que perdió el Español hace 19 años frente al Bayer Leverkusen. Fue la misma temporada que el PSV quitó a la Quinta del Buitre el sueño de la 7ª, oséase, 1988. La verdad es que lo de hace 19 años fue más duro que lo de ayer porque era a doble partido y en Cataluña ganó 3-0 y en la vuelta le remontaron en el segundo tiempo. Ayer los pericos, dentro de lo desagradable, no merecieron ganar.


Un saludo.

Nicolás Ribas dijo...

Fue un gran partido, para mí mereció ganar el Espanyol, ya que tuvo al Sevilla contra las cuerdas y aunque el Sevilla se adelantó en el marcador pudo haberse con resultado a favor al descanso. La expulsión de Moisés Hurtado cortó las alas al Espanyol y el Sevilla pudo aprovecharlo. El Espanyol plantó cara en todo momento. En la tanda de penalties podía pasar cualquier cosa... estaba claro que el que peor los tirara perdería la UEFA, y ese fue el Espanyol...

Saludos Göres!!
www.apasionadosporelfutbol.blogspot.com

Ángel Velasco dijo...

Por merecimeinto creo que la Copa se la debió llevar el Espanyol pero como sabemos el futbol es muy injusto y esta vez se ha vuelto a cebar con los periquitos.

Un saludo

www.linternadevelasco.blogspot.com

Fer dijo...

Yo la verdad es que hubiese preferido la palmatoria por dos a uno que en los penaltis. Es rizar el rizo de la crueldad.

christian dijo...

menuda final!!!! liverpool y milan tendrán que esforzarse al maximo para no dejarnos con mal sabor de boca.
creo que la victoria la mereció el espanyol, pero el sevilla ya es un grande, juega mal y gana...

Saludos!

Javi dijo...

Esta vez al menos el Espanyol dio la cara y perdio quiza injustamente. Ha merecido llevarse este torneo, una pena por ellos.

Saludos

zaragocista dijo...

Lo lamento por el Esopanyol, no solo por el orgullo con el que jugó la final, sino por la propuesta futbolística que selló sobre el campo.


Saludos.

Moi dijo...

Ya lo dije en mi blog, nunca olvidaré las lágrimas de la afición y de los jugadores del Espanyol, pero en especial las de Iván De la Peña.
Europa le debe una al Espanyol.

Un saludo!

Guillem dijo...

El Español siempre tendrá el mérito de haber llegado a Glasgow i no perder. Parece una tonteria pero no lo es. Sabes que soy culé pero el Español demostró su nivel europeo, sus ganas y su empeño. Y a pesar de esto la suerte siempre se le gira en su contra. Qué le vamos a hacer! El futbol es así de injusto y Palop hizo de mal juez