jueves, 29 de noviembre de 2007

Maldición alemana

Como era previsible el viaje del Real Madrid a tierras germanas se ha saldado con una derrota. Digo que era previsible porque los blancos solamente han ganado en una de las más de veinte visitas al país de la cerveza y la salchicha. Además, el rival era, a priori, el más duro del grupo.

El partido fue a pecho descubierto, ambos equipos destaparon sus carencias defensivas y solo faltaba saber quien aprovecharía mejor los errores del contrario. Los alemanes lo hiceron pronto, en el minuto cuatro un centro de Fritz fue tocado ligeramente por Sanogo y remachado en semi fallo por Rosenberg que estaba totalmente solo dentro del área. Los laterales del Madrid, Marcelo y Ramos, a por uvas. Pero pronto los alemanes devolverían el favor a los blancos. El lateral brasileño, bien en ataque y calamitoso en tareas defensivas, recuperó un balón en el centro del campo y oteó en el horizonte a su compatriota Robinho a quien le envió el esférico con un mensaje: metelo. O Rei das pedalas recibió y encaró a un Mertesacker que solo podía retroceder su cuerpo de casi dos metro de altura. Tanto reculó el alemán que Robinho encontró un hueco entre sus largas piernas y el palo y allí envió la bola, lejos de la estirada de Vander. Minuto 13 y empate a uno en el marcador.

---


Después de la igualada llegaron el rosario de ocasiones, todas provocadas por los errores de las defensas, y de las patadas. Los alemanes se emplearon muy a fondo y con excesa fuerza durante todo el primer tiempo. El partido loco podía caer de cualquier lado y fueron los alemanes los que golpearon de nuevo. Fue el propio autor del gol quien controló con la cabeza un rebote de su defensa y echó a correr. Gago fue con él pero a medida que pasaban los metros iba quedando atrás. Entonces Metzelder salió al cruce pero Rosenberg lo burló con un autopase. Sin ningún tipo de obstáculo a la vista centro el balón a Sanogo que marcado por Pepe se sacó un excelente disparo que se fue al fondo de las mallas. De nuevo, los laterales a por uvas. Con ese marcador se llegó a la media parte. El Madrid jugaba bien en ataque ya que cuando tocaba el balón llegaba a marear a los alemanes, pero faltaba un poco de acierto. Robinho se gustó con unas bicicletas estáticas que llegaron a ofender a la parroquia que se concentró en el Weserstadion. El partido no estaba perdido, por el momento, ya que lo que hacían bien en ataque los de Schuster, lo hacían terriblemente mal en defensa.

Tras el descanso los alemanes estuvieron más asentados, controlando el centro del campo donde Diarra se veía superado por los acontecimientos y Gago se tenía que multiplicar. El argentino estuvo bien y comienza a ganarle la partida al malí, que por cierto se perderá un mes de competición por la Copa de África. Ese cierto dominio local sumado a la cómica actitud defensiva fueron la clave para el tercer gol de los alemanes. Jensen recuperó un balón en la zona de tres cuartos y le envió un globito a Hunt que andaba por las inmediaciones del área como Pedro por su casa. La salida de Casillas resultó inútil y los alemanes sentenciaban el marcador. Es curioso, ya que dos minutos antes los blancos tuvieron el empate en las botas de Van Nistelrooy, pero el holandés tiró fuera una excelente asistencia de Robinho, el mejor del ataque blanco.




A veinte minutos del final Van Nistelrooy, está vez sí, acortó distancias con una vaselina impecable. De ahí al final los blancos no tuvieron ninguna oportunidad clara y vieron como el tiempo pasaba sin que llegara el empate. El Madrid no pudo hacer nada más, la defensa a excepción de Pepe estuvo calamitosa y en ataque faltó un poco de fortuna. Eso es Alemania, una maldición.

4 comentarios:

CALIGULA dijo...

Muy buena la crónica.
No eja de sorprenderme la irregularidad del Madrid.

Saludos de Buenos Aires!

Alba dijo...

El Werder Bremen siempre fue un equipo duro de roer. Sin embargo, la defensa madridista dió demasiadas facilidades a los jugadores alemanes. Como mínimo, el Madrid depende de él mismo para certificar su pase a octavos y ser primeros de grupo.
Saludos

madridismoatope dijo...

Esperemos que contra la Lazio el equipo de la cara y seamos 1º de grupo.
Un saludo desde www.madridismoatope.wordpress.com

Göres dijo...

@calígula
El Madrid tiene un equipo muy joven y todavía tienen que cogerle el aire a todo. Marcelo, Gago, Sneijder y hasta Sergio Ramos, necesitan tiempo y experiencia. Aún con la irregularidad mostrada siguen líderes de Liga y primeros de grupo en la Champions.

@alba
El Madrid jugó muy mal en defensa, igual que los alemanes. Era cuestión de acertar más que el rival. El día 11 en el Bernabéu no habría que tener problemas para superar a los italianos y certificar el pase a octavos.

@madridismoatope
Los de Schuster no fallan en Chamartín.

Un saludo y un beso, respectivamente.