jueves, 4 de octubre de 2007

El Madrid se deja dos puntos


En la gran mayoría de ocasiones un empate fuera de casa en la máxima competición continental, la Liga de Campeones, suele ser un buen resultado. Pero el empate que cosechó el Real Madrid ayer en el Olímpico de Roma no lo fue. Y no porque los blancos hicieran malabarismos con el balón ni porque crearan infinidad de ocasiones de gol. Simplemente porque el partido estaba ganado, la hinchada rival contenta con la derrota por la mínima y los jugadores romanos entregados. Pero fue el propio Madrid quien dio vida a ese 'fantasma' que al final consiguió un punto que no tenía.

Los blancos hicieron un buen partido, aunque tuvieron sus lagunas. El juego no fue espectacular pero el toque-toque sirvió para aniquilar el ansia de los locales. Ese tipo de juego puede resultar poco vistoso sino está acompañado de ocasiones pero para los equipos que lo sufren es como una tortura porque no rascas el balón. Hasta ahí todo bien, pero si ese toque-toque falla en cualquier triangulación, el rival puede ver como corriendo un poco tiene la portería contraria a tiro. De eso pecó precisamente el Madrid.

El encuentro se puso de cara rápida e inesperadamente. Una falta lateral fue lanzada por Sneijder y mientras todos miraban como Cannavaro era derribado dentro del área, el balón prefirió estrellarse en la espinillera izquierda de Van Nistelrooy y entrar dentro de la portería. Los blancos, casi sin quererlo, estaban por delante en el marcador. Con 0-1 y el toque-toque sin demasiado peligro el Madrid dominaba y dormía el partido, pero el somnífero era demasiado fuerte y terminó por dormir a los propios jugadores blancos. El Lazio se zafó de ese juego durante cinco minutos y tuvo tres claras ocasiones de gol. Al final, la tercera entró. Fue un buen gol de Pandev, aunque la colaboración de Ramos dejándolo solo para que rematara a placer también contribuyó. Después de eso y antes del descanso, el Madrid dispuso de dos ocasiones, protagonizadas por el propio Ramos y Robben. Al holandés se le nota la falta de ritmo y de confianza. Behrami le tuvo a raya durante todo el partido y no le dejó irse ni una sola vez.




La segunda mitad fue parecida a la primera, aunque el dominio no fue tan aplastante. Casi sin quererlo, como sucedió en el primer tiempo, el Madrid se encontró con un gol. Bueno un golazo. Raúl presionó, recuperó un balón en el centro del campo y le dio un magnífico pase en profundida a Van Nistelrooy que este no desaprovechó. Vangol corrió con el balón, encaró a Ballotta y cuando este cedió y cayó al suelo se la elevó por encima con un toque sutil. Segundo tanto en el partido y número 56 en su cuenta de la Liga de Campeones.




El Madrid se ponía por delante por segunda vez y esta parecía definitiva. Tanto que hasta los jugadores romanos estaban rendidos. El partido sólo lo podía dejar de ganar el Madrid y así sucedió. Mediada la segunda parte Guti, que ayer estuvo muy desafortunado, recibió de espaldas en el centro del campo y perdió el balón, que cayó en los pies de Pandev. El 19 lazial no se lo pensó y encaró a Heinze, encontró un hueco y chutó muy ajustado, lejos del alcance de Casillas. En ese momento los jugadores se dieron cuenta de que había perdido dos puntos. Drenthe intentó recuperarlos en el descuento, pero ya era demasiado tarde.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Si pasamos la primera ronda será como segundos, no sabemos jugar al primer toque sin perder el balón. Muy mal Guti, peor Diarra, para mi el único que se salva es Van Nistelrooy sin el dentro del campo somos además de un equipo falto de juego también de pegada.

soykiensoy dijo...

Seguimos mal. Otro partido rancio que salvamos pq tenemos buena plantilla, no por como jugamos. Ayer nos salvó Van Nistelrooy ante una Lazio penosa.

Saludos desde http://locosxelfutblog.blogspot.com

Humberto dijo...

El Madrid deja escapar dos puntos, jugando pesimamente. Parece que no veremos tanto jogo bonito este año.

Moi dijo...

Era de esperar, pues la suerte no iba a durar mucho; y por lo que tengo entendido (ya que no vi el partido), hubo algo de suerte.

Después se queja Schuster de que se le critica el juego...

un saludo!

Göres dijo...

@anónimo
Si en este grupo quedamos segundos es mejor que no juguemos los octavos. Los rivales dan pena y tendríamos que hacer 16 de 18.

@soykiensoy
El Lazio no tiene más que un equipo aguerrido, pero nada más. El Madrid controló el partido pero sin demasiadas ocasiones.

@humberto
De momento el jogo bonito ha durado partido y medio.

@moi
No hubo suerte en Roma porque ellos llegaron cuatro veces y metieron dos. Schuster dijo en el Larguero antes de ser entrenador del Madrid que si había sido capaz de hacer jugar bien a Xerez, Levante y Getafe, ¿cómo no lo iba hacer con el Madrid?

Un saludo a todos

Alba dijo...

Un partido que se repitió la imagen de los últimos encuentros del Madrid, pero con un empate en la Champions. Un resultado que no es positivo si se tiene en cuenta que en esta competición no hay mucho margen de error.
Saludos

DRJ dijo...

"El Madrid se deja dos puntos"...y la vergüenza, porque dejarse empatar dos veces por un equipo de medio pelo como la Lazio, manda narices.

Saludos de http://cibermadridista.blogspot.com

Alvaro dijo...

Mira que empatar con la Lazio... vaya vaya. No digo nada más.

Saludos.

Göres dijo...

@alba
El empate es malo por como fue el partido. Pero el Madrid debe ser primero de grupo sí o sí.

@drj
El Lazio es una banda.

@álvaro
Sí, mejor no decir nada más.

Un beso a ella y un saludo a ellos.