miércoles, 24 de octubre de 2007

La noche de Robinho


Llegó tarde de su compromiso con la canarinha. Tuvo polémica con la fiesta que montó con sus compañeros de selección. El club decidió expedientarle pero Schuster le perdonó, porque no tenía más remedio o porque creía en él, pero lo hizo. Hoy, Robinho ha salido de inicio con ganas de olvidar y hacer olvidar lo ocurrido. Y así ha sido. Ha salido con las pilas cargadas y al minuto de juego ha robado un balón en la zona de tres cuartos, se lo ha puesto en bandeja a Van Nistelrooy que ha fallado ante Nikopolidis pero el rechace le ha caido en las botas de Raúl que ha marcado su gol número 58 en Liga de Campeones.



Pronto se ha puesto el Madrid por delante del marcador, eso presagiaba goleada. Pero cinco minutos después los blancos han regalado el empate a los griegos. Djorjevic se ha ido de Salgado y Guti y ha puesto un centro a los pies de Galletti que ha tenido tiempo de parar la pelota, mirar y ajustar el disparo lejos del alcance de Casillas. Ahí empezaron las dudas de los blancos que veían como el Olympiakos empataba el partido. Dudas que no se aclararon con la expulsión de Torosidis. La jugada no tiene discusión, Van Nistelrooy se iba solo hacía la meta griega y el defensa griego le derriba. Con uno menos el Olympiakos se ha echado para atrás y el Madrid ha dominado todo el juego. El único peligro eran las contras rápidas de Lua Lua, Djorjevic y Galletti. Robinho todavía estaba out. Lo intentaba pero las cosas no le acababan de salir.

La segunda parte tenía que ser un asedio blanco pero el primero en dar en la diana fue Olympiacos. Una falta de Marcelo en la izquierda botada por Djorjevic ha servido para que Julio César adelantará a los griegos en el marcador. Sin buscarlo demasiado, los hombres de Lemonis se han encontrado con un gol que les ha convencido del todo en echar el cerrojo. Otra vez más, la zaga blanca concedía demasiado al rival.

Con el autobús en la portería, los griegos esperaban que el tiempo pasara sin más, pero entonces apareció Robinho. Lo intentó sin fortuna en la primera mitad, eso le costó algunos pitos, pero ha podido resarcirse. La clave ha sido su primer gol. Ese gol le ha dado la confianza que necesita para que le salga todo, absolutamente todo. El gol del empate (el primero del ’10) ha sido una genialidad del ’14. Guti, que en este partido ha aparecido mucho, le ha puesto un pase magistral a Ramos que ha centrado al segundo palo donde Robinho solo ha tenido que cabecearlo a la red. A partir de ahí ha llegado el show de Robi. Sombreros, bicicletas, elásticas y goles. Con empate en el marcador el brasileño se ha subido en la bici y ha provocado un penalti que Van Nistelrooy no ha sabido aprovechar. El disparo del holandés, fuerte y centrado, ha salido alto.

Quedaban 15 minutos pero Robinho no se ha rendido porque confiaba en su magia. La magia volvió a surgir para darle la vuelta al marcador. Dentro del área se ha ido de su par, ha aprovechado un pase de Higuaín y ha batido a Nikopolidis con un fuerte punterazo. El 3-2 parecía ser definitivo pero los griegos han dado el último susto. Si la noche ha sido de Robinho, podríamos decir que ha sido gracias a las actuaciones de Casillas. El de Móstoles ha sacado una mano a un remate de Kovacevic que podría haber sido el empate en el 91. Mientras las gradas coreaban el nombre del salvador, Robinho se iba a la carrera en busca de la sentencia definitiva. El brasileño ha aguantado a su marcador hasta hacerle caer y se la ha dado a Balboa que la ha metido a la media vuelta.



Victoria merecida aunque muy sufrida ante un Olympiakos correoso hasta con un jugador menos. A ver si el Madrid de la segunda parte se deja ver más a menudo porque ese es el camino a seguir. Lo mismo para Robinho, un jugador que despertó grandes esperanzas a muchos (yo incluido), y que con partidos como el de hoy pronto será el mejor futbolista del planeta.

7 comentarios:

madridadas.com dijo...

Creo que lo de Robinho pasa por ponerlo en le izquierda, por alguna extraña razón todo lo bueno que hace, lo hace empezando desde el lado zurdo.

A ver si se da cuenta Schuster.

Saludos

Alba dijo...

Un partido que fue más difífil de lo provisto para el equipo blanco y que Ronibho y Casillas tuvieron que solventar la papeleta. Sigi diciendo que debe mejorar mucho el equipo madridista si quiere decir algo esta temporada.
Saludos

Humberto dijo...

Partidaso del dies blanco, levanto a todo un equipo el solo y como dijo schuster hay que nimar a Robinho para que enseñe ese futbol de clase..

Moi dijo...

Hola, he visto tu mensaje por msn. Mañana alrededor de las 11 de la noche estaré conectado. Si no coincidiéramos me envias un mail y me lo explicas todo.

Un saludo!

Por cierto, por si quedaba alguna duda... IKER!

Göres dijo...

@madridadas
Si funciona en la izquierda pues en la izquierda, la cuestión es que funcione.

@alba
Demasiado sufrimos ante un rival con un hombre menos. Falta mucho para ver jugar bien al equipo, pero mientras llega el buen juego nos complacen los resultados.

@humberto
Hay que darle confianza a Robinho porque ya viene siendo hora que explote todo su potencial.

@moi
Iker siempre. Mañana hablamos.

Un abrazo y un beso, cada cual que elija...

Pincho dijo...

Creo que lo del mejor del planeta es algo excesivo si tenemos en cuenta que hemos esperado solo desde su debut en Cadiz hasta hoy para ver algo reseñable.

Para ser el mejor hay que jugar a ese nivel mucho tiempo y no se si Robinho tiene el compromiso suficiente para mantenerse a nivel todos los partidos.

Que tengamos que esperar a que el club le amenace con sanciones por mofarse del club para reivindicarse es lamentable.

Alvaro dijo...

La verdad es que lo hizo bastante bien el brasileño. La jugada del penalti fue bastante buena. Que se deje de 'camisinhas' y se dedique al fútbol.

Saludos.