domingo, 28 de septiembre de 2008

Vangol al rescate




El Real Madrid ganó al Betis 1-2 en el Estadio Ruiz de Lopera. Van Nistelrooy en el minuto 90 marcó el gol definitivo. El árbitro dejó a ambos equipos con un jugador menos tras expulsar a Marcelo y a Sergio García.

El Madrid suma y sigue. Tras un partido loco donde se diferenciaron las distintas partes del mismo, los blancos no se rindieron nunca y se llevaron los tres puntos. El equipo dio una buena imagen y empieza a dar muestras de hasta donde puede llegar.

La primera mitad fue totalmente blanca. Durante los primeros 45 minutos los hombres de Schuster dominaron el partido en todas las facetas del juego. Diarrá estuvo colosal en la media recuperando, luchando y repartiendo. De la Red soberbio en la creación y con llegadas de mucho peligro. La defensa apenas sufrió ya que ni José Mari ni Sergio García creaban verdaderas situaciones de peligro, tan solo un par de disparos lejanos de Emaná que solventó Casillas. En estos 45 primeros minutos los blancos acumularon gran cantidad de ocasiones pero tan solo materializó una: un cabezazo de Heinze tras un saque de falta de Van der Vaart.



Esa escasa renta no peligró hasta el minuto 52 cuando Marcelo zancadilleó a Damià: penalti y expulsión. La pena máxima la desvió Casillas con las manoplas al centro del área donde el lanzador, Sergio García, esperaba para enmendar su error. Tras ese empate, los verdiblancos se vinieron arriba y pusieron en verdaderos aprietos al Madrid. Schuster dio entrada a Miguel Torres en lugar de Raúl y poco después a Javi García en el sitio de Van der Vaart para dar mayor consistencia defensiva.



Pero el cambio decisivo fue el último. Cuando todo el mundo esperaba la entrada del Pipita, el alemán decidió que entrara Drenthe. Y en la primera jugada en la que intervino el holandés provocó la expulsión de Sergio García. En un despeje de puños de Casillas el balón quedó en pies del extremo que inició una larga carrera en la cual dejó a varios rivales atrás. El último de ellos era el delantero bético que no tuvo más remedio que derribarlo cuando se encaminaba al área de Casto libre de cualquier oposición.

Esta acción devolvía la igualdad numérica y psicológica. Y a igualdad de condiciones el Madrid era superior. Eso entendió Chaparro que dio entrada a otro defensa. Pero estaba todo sentenciado ya que unos quisieron amarrar el empate mientras que otros tuvieron la ambición de buscar la victoria. Esa ansia se transformó en un ascoso y derribo hasta que en el último minuto Van Nistelrooy batió a Casto con un tiro cruzado tras una buena asistencia de Robben. Los jugadores celebraron el tanto como si valiera un título y Schuster alzaba el puño victorioso. Al final los blancos tuvieron premio a su trabajo y a su insitencia. Por su parte, los béticos, que siguen si conocer la victoria, aprendieron que no se puede dar por matado al Madrid hasta que el colegiado no pite el final del partido.


4 comentarios:

Sílvia dijo...

Hola!
El Betis lucha pero no tiene mucho peligro arriba.
El ariete holandés siempre está ahí.
Saludos
Sílvia

Juan y Fer dijo...

Hola,
estas son las victorias necesarias para un equipo campeón, ahora veremos que tal le va el partido contra un equipo con mucha calidad como el Zenit.
Saludos desde,
http://www.saqueneutral.blogspot.com/

Chechu dijo...

¡Qué novedad, Van Gol salvándonos ! El equipo empezó muy bien, fnatásticamente pero bajó el pistón de una manera increíble, con el castigo de amenaza de empate.

Saludos

Göres dijo...

@sílvia
El Betis pasará apuros pero se salvará, imagino, porque veo mucho peor a Sporting, Málaga o Racing.

@juan y fer
Una victoria necesaria para no perder fuelle con los de arriba.

@chechu
Bueno, al final se complicó pero ahí estaba Van Nistelrooy.

Un beso a ella y un abrazo a ellos.