miércoles, 5 de noviembre de 2008

Del Piero reina en el Bernabéu

El Real Madrid pierde ante el Juventus por 0-2 y se complica su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones. Los italianos defiendieron de forma excelente y aprovecharon los errores de la zaga madridista. Schuster se vio superado tácticamente por la gran pizarra de Ranieri. Del Piero, bigoleador.

Parece que los blancos han olvidado quien es el Juventus. Tras sus dos años de ausencia en la máxima competición continental, los jugadores madridistas no recordaban de qué vive la Juve. Lo vieron hace quince días en Turín, pero no les quedó claro. A Schuster, tampoco.

No sabían o no recordaban que a Del Piero no se le pueden dar dos metros en la frontal, porque las mete. No sabían o no recordaban que los juventinos no dejan demasiados espacios y que defendían con la línea muy adelantada. Tampoco sabían o recordaban que una vez se ponen por delante empieza su partido, el que más les gusta. En fin, este equipo ha demostrado que no está, ni mucho menos, para ganar la décima orejona.

Claudio Ranieri ha dado una lección magistral de cómo ganar un partido tácticamente. Algo que muy pocas veces ha hecho su homólogo madridista, porque visto lo visto en el encuentro, no sabía muy bien como meterle mano al sistema defensivo bianconero. La lesión de Robben en el calentamiento ha sido un contratiempo para Schuster, ya que contaba con su velocidad, pero ¿por qué apostó por dos delanteros 'lentos' como Raúl y Van Nistelrooy ante una defensa tan adelantada? Hubiera sido más peligroso Higuaín o Saviola, que con su velocidad podrían haber aprovechado alguno de los pases de Guti. Drenthe era el único que podía hacer daño con su velocidad, pero empezó el partido acelerado, pasado de vueltas. Estaba impreciso y no le salía nada. En la segunda parte se entonó, desbordó y centró con criterio, pero sin conseguir premio.



El Juventus se adelantó pronto con un buen gol de Del Piero. Como no, los bianconeri se aprovecharon de un robo de balón tras una mala entrega de Guti que recogió el eterno capitán italiano, avanzó varios metros, con la única oposición de un Cannavaro que iba reculando para atrás, y chutó raso junto a la cepa del poste.



Tras el gol y durante el segundo tiempo el guión fue el mismo: dominio blanco con algunas ocasiones y contras letales de la Juve. En las primeras fallaron Sergio Ramos, Diarra e Higuaín, en las segundas acertó de nuevo Del Piero en un lanzamiento de falta que entró por el amplio hueco que dejó Casillas entre la barrera y el palo. Hay días que falla hasta el santo.



Ahí se acabó el partido porque en realidad nunca hubo una posibilidad real de que pudiera llegar el empate. La película se parecía a la ya vista tantas veces antes contra este equipo: te marca, le dominas, te gana. Dejaré de lado los penaltis reclamados por sendos empujones de Chiellini y Legrottaglie porque el árbitro holandés miró hacia otro lado y un club como el Madrid no puede agarrarse a eso.

En fin, la Juve ya está en octavos y el Madrid deberá jugársela ante el Zenit. Pero pase lo que pase, los blancos no dan síntomas de poder superar a los grandes de Europa. Eso es lo realmente preocupante.

3 comentarios:

madridadas dijo...

Es muy triste que la primera parada del tal Manninger fuera en el minuto 89, muy triste.

Ayer no se libró de la quema nadie. Schuster por hacer mal la alineación y los demás por dedicarse a pensar en cualquier otra cosa menos en el fútbol.

Decepcionante.

Saludos

Enamorado Del Fútbol dijo...

Me esperaba más del Madrid en el Bernabeu, grande del piero y grande el bernabeu por reconocer la calidad.

Un saludo
www.enamoradodelfutbol.blogsopot.com

Alba dijo...

La verdad es que el colegiado no tuvo su día, pero el madrid no jugó como equipo y eso se notó.
Una derrota que deja en suspense la clasificación para la próxima fase de la Champions.
Los próximos partidos indicarán la dinámica en que entra el conjunto blanco.
Saludos