domingo, 17 de mayo de 2009

Vía Crucis: segunda parte



El Real Madrid perdió en el Madrigal por 3-2 ante el Villarreal y se quedó matemáticamente sin opciones de conquistar el título de Liga, lo que convirtió al Barcelona en el campeón sin tener que jugar su partido en Mallorca. Los de Juande pusieron más intensidad que en Valencia pero no fue suficiente. Van der Vaart e Higuaín fueron los goleadores madridista. Para el submarino amarillo anotaron Pirés, Cani y Capdevila. Raúl jugó su partido oficial número 700 con la camiseta blanca.

Los blancos perdieron la Liga en el Bernabéu contra el Barça. Después de aquel atropello tan solo quedaba vida matemática. Al menos eso es lo que evidenció el equipo con su actitud en Valencia hace una semana y ayer en el Madrigal. Todo el mundo está pensando en su futuro, en las elecciones, en altas y bajas... En todo menos en poner un poquito más difícil el alirón azulgrana. Ayer el equipo se quitó un peso de encima porque los dos partidos que restan los jugará sin jugarse nada, valga la redundancia. No queda ni tan solo honor, orgullo.



El partido contra el conjunto castellonense no tuvo ninguna historia ya que venció quien más lo buscó. Los blancos crearon más batalla que la ofrecida en Valencia, cosa que no era muy complicado, pero no bastó. Como el ya fallecido Jesús Gil dijo una vez, los jugadores blancos parecieron camistas andantes. Pirés adelantó a los suyos con un gol de cabeza tras centro de Ibagaza. El francés remató libre de marca en el centro del área y a su lado saltó Cani sin ningún tipo de oposición. Tras el descanso empató Van der Vaart, que aprovechó una asistencia de un Higuaín que llevaba dos minutos sobre el terreno de juego. El Villarreal sin Senna estuvo atascado hasta que saltó al verde Bruno. El segundo tanto, de Cani, llegó tras un regalo en forma de despeje de Cannavaro. El maño no desaprovechó la oportunidad y fusiló a Casillas sin piedad. A dos minutos de la conclusión, Higuaín empató al aprovechar un rechace a tiro de Sergio Ramos. El argentino estaba en un fuera de juego flagrante.



El público del Madrigal protestó porque vio que ese tanto les alejaba de la tan anhelada Champions, pero Casillas estuvo generoso y le sirvió el gol de la victoria en bandeja a Capdevila en el minuto 90. Al guardameta se le escapó un centro blandito y el balón cayó a pies del lateral que no se inquietó lo más mínimo e introdujo el balón al fondo de las mayas.

El resultado mete en la pelea para la clasificación de la próxima Liga de Campeones al Villarreal y deja al Madrid sin nada que decir. El título ya es azulgrana.

4 comentarios:

Alba dijo...

Sin duda, las cuatro jornadas que le quedaban por jugar después del clásico se le van a hacer muy largos. De momento, con el mismo juego y con dos derrotas.
Saludos

DRJ dijo...

Que ascazo de equipo macho. Esto es una bajada de brazos de manual y con lo que cobran me parece inaceptable porque es una falta de profesionalidad brutal.

Un saludo!

Damsam dijo...

Hola,

Hemos puesto en marcha el I concurso el banquillo visitante al mejor blog futbolero de la temporada. Animate y presentate.

Entra en este enlace para participar:

http://www.elbanquillovisitante.com/2009/05/i-concurso-el-banquillo-visitante.html

Saludos,

Damsam

Göres dijo...

@Alba y DRJ
Pues sí, los jugadores han bajado los brazos, el entrenador sabe que no va a seguir y al presidente le quedan dos semanas... Inaceptable.

Un beso y un saludo, respectivamente.